PROGRAMAS GESTACIÓN POR SUSTITUCIÓN

Conceptos médicos de una gestación subrogada

Gestación subrogada información extendida


En un proceso de gestacion subrogada en España la gestante es una mujer que ofrecer su capacidad de gestar el hijo/a de otra/s persona/s o pareja/s. Su única función es la de gestar y dar a luz al hijo/a de los futuros padres. La gestante nunca aportará sus propios óvulos, de esta forma no se establecerá ninguna relación genética con el hijo/a. De hecho, en la mayoría de los países está prohibido por ley que la mujer gestante aporte su propio material genético. Los futuros padres si no pueden aportar gametos deberán de recurrir, a la donación de gametos.

En los procesos de gestación subrogada (vientre de alquiler) se les llama también los futuros padres o padres de Intención, ya que es la persona o personas que han intentado durante años tener un hijo biológico o por adopción, ya sea de forma natural o a través del proceso in vitro y no lo han conseguido.

Los padres de Intención son tipo de parejas y personas de diferentes estado social o preferencia sexual como tanto las mujeres solteras o las parejas heterosexuales que luchan contra la infertilidad y la incapacidad de tener un hijo que no pueden tener un hijo a término por sí mismas, debido a la infertilidad o a riesgos para la salud. O Incluso hombres solteros o Parejas de hombres gays del mismo sexo que buscar un hijo/a y no pueden recurrir a la adopción. Es por este motivo que recurren al mal denominado vientre de alquiler.

Para poder escoger el mejor lugar donde cumplir el sueño de ser padres le recomendamos que contacte con un asesor familiar de GestLife.

Puesto que en algunos países de Europa (España, Francia, Italia, Alemania, etc) no está regulado el proceso de gestación subrogada, se ha de llevar a cabo un proceso de filiación.


La fecundación in Vitro (FIV) es la técnica de reproducción asistida usada en la gestación subrogada, en la que se une extremamente (en el laboratorio) los óvulos y de los espermatozoides. Dando lugar a los embriones que serán transferidos en útero de la gestante.



En un proceso de gestación subrogada sí. Si Usted es mujer y será la futura madre. Puede escoger un programa individual con óvulos propios.

En un proceso de gestación subrogada, sí por supuesto. Tanto si su pareja es femenina o masculina puede recurrir a la ovodonación. En estos casos los programas más indicados son los programas con óvulos de donante con intentos ilimitados.

Si está interesado en saber más sobre el precio de gestación subrogada en España, le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para reservar una consulta telefónica gratuita. Recomendamos a los futuros padres que consulten con un abogado especializado en fertilidad antes de proceder a realizar un programa de gestación subrogada.

Es un programa de gestación subrogada en España de GestLife en el que la clínica corre con el gasto del número de intentos que sean necesarios. Tanto ciclos y transferencias embrionarias hasta que usted consiga el embarazo por subrogación. La ventaja es que paga un precio cerrado del tratamiento FIV.

un proceso de gestación subrogada en estos casos siempre se recomienda realizar una fecundación invito con ICSI, tanto si la concentración o la movilidad es baja. A ello hay que sumar el tema relacionado con la morfología espermática cuando nos encontramos con casos anormales, hay que valorar la posibilidad de Diagnóstico Genético Preimplantacional.

Si está interesado en saber más sobre el precio de una gestación subrogada en España con Diagnóstico Genético Preimplantacional, le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para reservar una consulta telefónica gratuita. Recomendamos a los futuros padres que consulten con un abogado especializado en fertilidad antes de proceder a realizar un programa de gestación subrogada en España.

Para un proceso de gestación subrogada en España en estos casos se deben de poner en contacto con nuestro genetista que concretara la presencia/ausencia de alteraciones génicas responsables de una enfermedad hereditaria de parejas portadoras de patologías genéticas. Se deberá de determinadas secuencias de DNA de forma específica.

Si está interesado en saber más le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para reservar una consulta telefónica gratuita y nos explique su caso y podamos ver como le podemos ayudar.

En un proceso de gestación subrogada el Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGD) es una técnica de laboratorio que permite estudiar el ADN de los embriones y descartar los que tienen determinadas alteraciones hereditarias. Esta técnica es especialmente útil cuando existen antecedentes de enfermedades genéticas o cromosómicas en la familia y se realiza dentro de programas de Fecundación in Vitro. O cuando queremos conocer el sexo del bebe o asegurar que el embrión implantado no tenga anomalías genéticas.

En un proceso de gestación subrogada está indicado para todas las personas que desean llevar a cabo un estudio preventivo de los embriones antes de implantar el embrión a la gestante. Este estudio permite revisar los 23 pares de cromosomas, con la finalidad de que puedan tener un hijo/a sano.

En un proceso de gestación subrogada con el DGP se puede estudiar aquellas preexistente dentro del vínculo familiar o estudiar anomalía más frecuente como son la trisomía 21 o síndrome de Down, que siempre se acompaña un grado importante de déficit intelectual y permite supervivencias relativamente largas.

Las trisomías 13 y 18 tienen una mortalidad muy alta, tanto intraútero como en el nacimiento. El recién nacido vivo con trisomía 13 (ocasiona el síndrome de Patau: el hijo/a tiene tres copias de material genético del cromosoma 13) suele morir en las primeras horas.

En caso de trisomía 18 (síndrome de Edwards), sólo en ocasiones muy raras puede alcanzar el año de vida. La segunda alteración en frecuencia, después del síndrome de Down, es el síndrome de Turner, que consiste en la pérdida de un cromosoma sexual.

En un proceso de gestación subrogada la selección de sexo es conocer el sexo del bebe antes de llevar a cabo la transferencia embrionaria en el útero de la gestante. Se deberá de realizar la técnica de Diagnóstico Genético Preimplantacional, en el que se estudia la información cromosómica, incluyendo los cromosomas sexuales XX y el XY. Con esta técnica es el único método eficaz probado al 100% para determinar el género de su futuro hijo/a.

En un proceso de gestación subrogada en España no está permitida la selección de sexo. Entre los países que sí que está permitida la selección de sexo es, Ucrania. Desde hace años mantiene una legislación en materia de reproducción asistida muy abierta y completa para explorar las causas de la infertilidad.

Un proceso de gestación subrogada en España suele durar entre 12 y 18 meses partiendo de la firma de los contratos iniciales. A partir de ahí todo dependerá del tiempo que necesitemos para lograr embarazo por subrogación y de que éste llegue a buen puerto.

En un proceso de gestación subrogada esta afirmación es total mente falsa. En los países que existe una legislación en materia de gestación subrogada (excepto la de Reino unido) no permiten a la gestante quedarse con el niño/a.

Ello queda ya reflejado por contrato antes de comenzar el tratamiento. A menudo este error de concepto viene debido a que el país de los padres de intención exige a una renuncia ante notario. Ello puede dar a entender que tiene alguna posibilidad la gestante y es debido a que en el país de los padres de intención, carece de ley al respecto, y en un intento de “adaptar” el caso a su legislación vigente, la asimila como una “adopción” por parte del segundo cónyuge, y en las adopciones hace falta la renuncia de la madre biológica. Por lo tanto, en ucrania la gestante no tiene derecho alguno sobre el bebé.

En un proceso de gestacion subrogada el mayor número de gestantes aducen que entre los principales motivos es el hecho de ayudar a otra mujer que no puede serlo, a ser madre. Ellas mismas son madres, y comprenden como se siente una madre que no puede serlo. Al fin y al cabo, su hijo lo es todo para ellas, y no conciben el mundo sin su hijo.

Ello hace que empaticen enormemente con quienes no pueden tener hijos. El dinero, no lo es todo. Puede que alguna gestante entre sus motivos sea el económico. Pero en GestLife analizamos cada caso, para estar seguros de que entre sus motivaciones la económica no sea la única.

Durante un proceso de gestación subrogada la gestante vive en su casa, con su familia, lo que le permite tener el equilibro emocional y el cariño de su familia.

En un proceso de gestación subrogada el primer método de selección de las gestantes es a través de la entrevista psicológica. En muchos países es obligatorio la revisión de un psiquiatra obligatoriamente y ellas tienen que aportar justificante como certificado toxicológico o certificado de penales.

Si superen las pruebas psicológicas, se procede a iniciar la parte médica. En la revisión con el medico reporductólogo se hacen otras pruebas y se concluye con un diagnóstico.

Si los resultados de las pruebas no están dentro de la norma se comunica a la gestante los motivos por el cual no es recomendable que lleve a cabo dicho tratamiento.

En el caso de que los resultados sean positivos, ello conlleva a la participación en el programa de gestación subrogada, el médico-reproductólogo elabora un plan de tratamiento.

En un proceso de gestacion subrogada entre los análisis se encuentra pruebas como: Uorografıa. - Examen terapéutico y su informe sobre el estado de salud. - Consulta del psiquiatra. - Consulta genética. - Análisis de sangre para RW, VIH, НвsAg, hepatitis C. - Grupo sanguíneo y factor Rh. - El análisis completo de sangre. - Hemostasiogramm. - Prueba química de la sangre. - Detección citogenética. - Análisis de orina. - Frotis sobre la flora. - Examen citológico del frotis de cuello uterino. - Examen de la pelvis. - Ecografía examen de los órganos pélvicos. - Examen de los materiales cervicales de los canales (clamidia, micoplasma, ureaplasma, gonorrea, HSV, CMV). Entre otras muchas ...

Es una Técnica de Reproducción Asistida Humana (TRA).

El tratamiento de fecundación in vitro (FIV) es una de las varias técnicas disponibles en los procesos de gestación subrogada para ayudar a las parejas e individuos que luchan por tener un bebé.

Durante el tratamiento de fecundación in vitro, se extraen óvulos de los ovarios de la mujer y se colocan in vitro (en un tubo de ensayo, que es de donde viene la palabra "vitro"). El óvulo es entonces fertilizado por el esperma en un laboratorio. El óvulo fecundado por el esperma se denomina embrión y se implanta en el útero de la mujer gestante, donde se espera que se desarrolle en un embarazo por subrogación gestacional saludable.

Junto con el tratamiento de fecundación in vitro se lleva a cabo en el laboratorio la inyección intracitoplasmática de esperma (ICSI). Este tratamiento implica la inyección de un solo espermatozoide directamente en el óvulo. La ICSI se recomienda para parejas en las que el hombre tiene un número bajo de espermatozoides o una baja movilidad de los mismos, lo que hace menos probable que los espermatozoides fertilicen el óvulo por sí mismos. Y es por ello que se desaconseja Inseminación artificial.

Recuerda que, en la gestación subrogada tradicional, la gestante utiliza su propio óvulo por lo que se puede llevar a cabo una Inseminación artificial.

Ya que en la Subrogación gestacional tradicional o parcial la gestante no tiene ningún vínculo biológico con el bebé. Se realiza una fecundación invitro (FIV) con el ovulo de la futura madre o de un donante y el esperma del futuro padre.





Conceptos legales de una gestación subrogada

Gestación subrogada información extendida


En nuestro país el artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece que un contrato por el que se convenga la gestación (con o sin precio), a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho.
Sin embargo, Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH), reconoce que, aunque esta técnica reproductiva determinada sea ilegal o no regulada en territorio español las familias que llevan a cabo dicho proceso se le ha de reconocer la filiación del hijo nacido por gestación subrogada.
Por lo que en un proceso de gestación subrogada en España y el resto de los países en Europa no deben de privar a los niños/as nacidos en el extranjero por gestación subrogada de este derecho. Por lo que estos países deben de reconocer la filiación en el país de origen de sus padres de intención.

En un proceso de gestación subrogada en España los contratos suscritos para engendrar un hijo por gestación subrogada no son reconocidos por la legislación española vigente, siendo nulos en su plena totalidad.
Afortunadamente la gestación subrogada sí es legal en otros países como Ucrania, Rusia, Georgia, Kazajstán, Grecia, Estados Unidos, etc,… Entre otros.
La constitución española sí que reconoce el derecho a la facultad natural de cada persona para ser, de manera individual, quien quiere ser, sin coacción, ni controles injustificados o impedimentos. Y en este sentido, el Título I la Constitución Española que habla de los derechos y deberes fundamentales, articulo 10, podría aplicarse tanto desde el punto de vista de los padres de intención como el de la gestante: ambos tienen derecho a ser y actuar como deseen, sirviéndose libremente de su cuerpo.

En un proceso de gestación subrogada existen dos casos diferenciado, en los países que se contempla una sentencia judicial previa o posterior al nacimiento de nuestro hijo/a.

Por ejemplo, en Grecia ya que, en dicho país, el proceso se hace bajo la tutela de un juzgado, y el gobierno griego expide una sentencia judicial de filiación, el gobierno español admite la inscripción de los niños nacidos por gestación subrogada en Grecia, a nombre de los dos padres comitentes, sin adopciones posteriores, ni tiempo de espera.

En un proceso de gestación subrogada en los países en los que no obtenemos tenemos sentencia, desde el pasado mes de febrero de 2019, tras varios intentos por parte del gobierno de impedir en nuestro país la gestación subrogada, y haber pasado varias crisis sobre la posibilidad o no de inscribir en el registro civil español a los hijo/as nacidos por gestación subrogada.

Finalmente se dictó una instrucción el pasado 18 de febrero de 2019, en que impide definitivamente inscribir a los hijo/as en el registro civil consular, impidiendo de esta manera que podamos regresar a España como ciudadanos españoles de forma inmediata.

La propia instrucción ya indica que “El solicitante podrá obtener, si procede, de las autoridades locales el pasaporte y permisos del menor para viajar a España. Una vez en España, a fin de asegurar que se cumplen todas las garantías con necesario el rigor probatorio, se deberá iniciar el correspondiente expediente para la inscripción de la filiación, con intervención del Ministerio Fiscal, o interponer las acciones judiciales de reclamación de dicha filiación.”

Esto que significa, por un lado que n un proceso de gestación subrogada deberemos realizar unos trámites legales en el país del nacimiento del bebe encaminados a la obtención de un pasaporte de ese país, dichos trámites, requiere de la intervención de abogados.

Una vez regresados a España, y como consecuencia de que no se nos ha reconocido la filiación del hijo/a, por no hacer la inscripción el consulado, ni tampoco el registro civil en España, debemos interponer una demanda de reclamación de filiación en los juzgados españoles, (antes inexistente) que deberá interponer el padre comitente para que se reconozca la paternidad del padre, y así poder ser otorgada la ciudadanía española a nuestro hijo/a.

El pasado septiembre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que ya les había condenado en 2014 a Francia por considerar que se estaba dejando “en una situación de incertidumbre jurídica” a las menores.

Respondió que en interés de los hijos/as nacidos por gestación subrogada, Francia debía reconocer algún tipo de filiación a los padres de intención.

El tribunal consideró que, si no se quería transcribir literalmente las actas de nacimiento originales, era aceptable la vía de la adopción propuesta por Francia y que se estima será la que proponga el Gobierno como norma para el futuro. Sin embargo, en vista del tiempo pasado —las hijas de los Mennesson ya son mayores de edad— el Supremo ha decidido que con esta familia esta vía no era ya adecuada y ha ordenado, solo “en este caso concreto”, que se proceda a la “transcripción de las actas de nacimiento extranjeras” —donde Sylvie Mennesson aparece como “madre legal”- en el registro francés para “reconocer el vínculo en el marco del respeto del derecho a la vida privada de los hijos”.

En un proceso de gestación subrogada el permiso de maternidad está estrechamente conectado con el hecho del parto. Para obtener el permiso de maternidad, la madre tiene que entregar un informe médico en el que conste que ella ha sido quien ha llevado a cabo el embarazo y que ha dado a luz. En los casos de gestación subrogada es imposible obtener dicho informe médico puesto que se ha dado a luz a traves de un embarazo por subrogación gestacional.

De este modo, la gestación subrogada, no se encuentra protegida por los artículos 48.4 y 45.1 d) del Estatuto de los Trabajadores, ni en por el artículo 177 y siguientes de la LGSS, y tampoco en el Real Decreto 259/2009 de 6 de marzo, que se encarga de la regulación de las prestaciones económicas que ofrece la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia. , es decir, no contempla la gestación subrogada como opción para los permisos de maternidad.

No obstante, el INSS, en aplicación de la sentencia: STS, Sala de lo Social, de 16 de noviembre de 2016, sentencia número 953/2016 que se dicta por el pleno de la Sala en unificación de doctrina, a pesar de no existir parto, asumiendo la doctrina judicial sin distinción por razón de sexo, y fijando unas pautas de actuación, permitirán la aplicación de la normativa reguladora de la prestación por maternidad, a pesar de no estar por el momento previsto expresamente en la vigente normativa pero con unos criterios.

Para un proceso de gestación subrogada en países como Ucrania y Rusia, aunque la madre legal del hijo/a, es la madre comitente, no lo es para España, y la filiación inicialmente se determinará al padre comitente, y posteriormente lo adopta el otro progenitor con el que ya mantenía una relación conyugal o análoga.

En estos casos no es posible que la prestación por maternidad se otorgue a los dos progenitores, una al momento de reconocimiento de la filiación y la otra por la adopción. Según el criterio actual seguido por la Seguridad Social, que no es óbice para que se establezcan nuevos criterios, el derecho a la prestación por maternidad, únicamente corresponderá, de reunir los requisitos, al progenitor que inicialmente se determinó la filiación (el padre). El otro cónyuge solo podrá disfrutar de la prestación si aún no hubieran transcurrido los plazos establecidos para el disfrute compartido (112 días) si se produce la adopción dentro de este periodo, por lo que podrá disfrutar de los días que resten. Así las cosas, hemos de decir que las bajas por maternidad tienen efecto desde el hecho causante que es el nacimiento del bebé, o bien desde la resolución judicial que determine la filiación. La baja por maternidad no es una baja en sí, es una extinción del contrato de trabajo, por lo que la relación laboral se extingue entre el empleador y el empleado (se asemeja más a una excedencia).

En este caso la madre o pareja comitente no tendrá derecho a disfrutar de la prestación por maternidad, a excepción de los plazos que pudieran ser compartidos.

En un proceso de gestación subrogada en países como Grecia o Estados Unidos (Florida), la madre comitente es la madre legal del menor en el país de nacimiento y también en España. Son países en los que la filiación se determina mediante resolución judicial y España la reconoce sin problemas.

Así que la madre comitente consta como madre legal también en el certificado de nacimiento español y en el relativo libro de familia. En estos casos aun no existiendo el informe médico relativo al parto, ahora ya existe un claro precedente que ha unificado la doctrina por tanto el derecho a baja maternal es indiscutible, y el criterio que sigue la Seguridad Social, es el de aplicación del artículo 23.3 Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo, por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural. En los casos en que solamente exista un progenitor, en el proceso, si éste percibe el subsidio por maternidad, no podrá acumular el subsidio por paternidad, dado que ambas prestaciones no pueden recaer sobre una misma persona.

En caso de disfrute compartido de los periodos de descanso o permisos por maternidad, la condición de beneficiario del subsidio por paternidad es compatible con la percepción del subsidio por maternidad, siempre que el beneficiario cumpla todos los requisitos exigidos.

Informamos que por la naturaleza cambiante de este tema es posible que esta información haya podido cambiar con el tiempo.

Si está interesado en saber precios de gestación subrogada en España o más sobre las bajas de gestación por gestación por sustitución, le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para reservar una consulta telefónica. Recomendamos a los futuros padres que consulten con un abogado especializado antes de proceder a realizar solicitar ninguna prestación de baja materna o paterna por hijo/a nacido por gestación subrogada.

¿Quieres más información?

Te ayudamos sin compromiso






La paternidad cambió nuestras vidas. Hubo un antes, y un después. Y el después, fue mucho mejor. Así que ni cortos ni perezosos, empezamos hace años esta asignatura de hacer real lo irreal, posible lo imposible. Hoy somos más de 100 personas en 7 países.


Redes sociales